Autocronograma

AUTOCRONOGRAMA

2008: 23 años deseando esta carrera.

2010: Bitácora de quien estudia en Puán porque la vida es justa y (si te dejás) siempre te lleva para donde querés ir.

2012: Crónicas de la deslumbrada:Letras es todo lo que imaginé y más.

2013: Estampas del mejor viaje porque "la carrera" ya tiene caras y cuerpos amorosos.

2014: Emprolijar los cabos sueltos de esta madeja.

2015: Pata en alto para leer y escribir todo lo acumulado.

2016: El año del Alemán obligatorio.

2017: Dicen que me tengo que recibir.

2018: El año del flamenco: parada en la pata de la última materia y bailando hacia Madrid.

10 de mayo de 2012

Me gustan las bellísimas que nos histeriquean

Daniel Link (en un artículo que integra el libro Citadme diciendo que me han citado mal: material auxiliar para el análisis literario, libro editado por la Editorial de Estudiantes de Filosofía y Letras)explica cómo plantear una buena hipótesis monográfica:


"Ni imposibles discursivos ni obviedades: esos son los límites de la hipótesis. Para una monografía, una "buena hipótesis" es el equivalente de una "chica simpática" con la cual un "buen matrimonio" es posible. A veces, para seguir con la analogía, hay hipótesis "bellísimas" que nos "histeriquean" todo el tiempo. Hay que evitarlas porque nos están tendiendo una trampa. O, para las chicas, están esas hipótesis que parecen "poderosísimas" y después resulta que se desinflan por completo. Y finalmente, está el caso de quienes nunca encuentran la hipótesis adecuada, exacta. En ese caso hay que ir probando: más tarde o más temprano, la luz de la Hipótesis perfecta nos iluminará el rostro." (pp. 97-98).

No hay comentarios:

Publicar un comentario