Autocronograma

AUTOCRONOGRAMA

2008: 23 años deseando esta carrera.

2010: Bitácora de quien estudia en Puán porque la vida es justa y (si te dejás) siempre te lleva para donde querés ir.

2012: Crónicas de la deslumbrada:Letras es todo lo que imaginé y más.

2013: Estampas del mejor viaje porque "la carrera" ya tiene caras y cuerpos amorosos.

2014: Emprolijar los cabos sueltos de esta madeja.

2015: Pata en alto para leer y escribir todo lo acumulado.

2016: El año del Alemán obligatorio.

2017: Dicen que me tengo que recibir.

2018: El año del flamenco: parada en la pata de la última materia y bailando hacia Madrid.

25 de abril de 2016

Me gusta el alemán

"Ich will" de Ramnstein para aprender la conjugación de verbos modales: querer y poder.

10 de abril de 2016

Qué difícil se me hace

Volver a la super actividad después del 2015 de reposo no está siendo fácil. Claro que la culpa la tiene el laburo porque el cuatri pasado fui muy feliz cursando sin trabajar. Ahora toca recordar mis propios consejos: un día a la vez, una cosa a la vez, no pensar en mañana y menos en la semana completa porque es desesperante.

Lo obligatorio que me queda son los tres niveles de alemán. Empecé hace dos viernes bajo una tormenta que me produjo un patinazo en cada esquina (y el cagazo acumulado) y cuatro horas empapada en el aula. No estuvo tan mal. La profe es entretenida e inteligente y el idioma es un desafío enorme. Cada viernes tengo que recurrir a todas mis antiexcusas para no faltar. Pero hasta estoy haciendo las fichas.