Autocronograma

AUTOCRONOGRAMA

2008: 23 años deseando esta carrera.

2010: Bitácora de quien estudia en Puán porque la vida es justa y (si te dejás) siempre te lleva para donde querés ir.

2012: Crónicas de la deslumbrada:Letras es todo lo que imaginé y más.

2013: Estampas del mejor viaje porque "la carrera" ya tiene caras y cuerpos amorosos.

2014: Emprolijar los cabos sueltos de esta madeja.

2015: Pata en alto para leer y escribir todo lo acumulado.

2016: El año del Alemán obligatorio.

2017: Dicen que me tengo que recibir.

2018: El año del flamenco: parada en la pata de la última materia y bailando hacia Madrid.

18 de julio de 2014

Allí estaremos

soy
VIERNES, 18 DE JULIO DE 2014

El error son los otros

Frikiloquio: cuando los freaks se juntan y hablan de sus cosas en su propio idioma.
Durante los años ’60, Frank Zappa definió el freaking out como el proceso mediante el cual una persona se despoja de las normas obsoletas y restringidas de pensar, vestir y de la etiqueta social con el fin de expresar creativamente su relación con el medio ambiente y la estructura social en su conjunto. Hoy en día, un freak se dedica a consumir material alternativo y marginal. Series de culto, videojuegos y comics que pueden pertenecer al mercado “mainstream”, el freak los aborda desde un modo completamente distinto. “Excede el simple consumo para transformar su objeto en el eje de una forma de percibir y vivir el mundo”, dice Sebastián Goyburu. El es parte del comité organizador del Frikiloquio, un encuentro que reunirá a fans y freaks para poner en común la manera en la que se sienten interpelados por todo esto que les gusta, los mueve y configura su realidad simbólica y alternativa.
Consumos culturales, ufología y mitos urbanos serán algunos de los temas a tratar. “Identidad y género en consumos de culto” será otro eje temático. Sebastián explica que lo freak y lo gay tienen en común esa mirada del juicio de los demás “que nos hace pensar que el error lo tenemos nosotros”. Los mundos sobrenaturales son planteados como lugar de encuentro con el otro y su realidad. Uno de los objetivos del Frikiloquio es encontrar estos espacios donde lo real emerge de lo fantástico. El comité organizador explica que hay un retorno a cierta esfera infantil, es un gesto que se puede hasta considerar revolucionario: leo porque quiero, juego porque me gusta, no porque me lo impone el mercado de consumo o la academia, me da placer: “Me otorga un valor de identidad en este mundo que establece lo unidimensional como marca de normalidad”. El Frikiloquio cuenta con el apoyo de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y su programa incluye el estudio de la religión, ética y política en Star Wars, animé y manga, y el fanatismo como fondo de recursos, entre otros temas.
21, 22 y 23 de agosto
C. C. Paco Urondo
25 de Mayo 221

No hay comentarios:

Publicar un comentario