Autocronograma

AUTOCRONOGRAMA

2008: 23 años deseando esta carrera.

2010: Bitácora de quien estudia en Puán porque la vida es justa y (si te dejás) siempre te lleva para donde querés ir.

2012: Crónicas de la deslumbrada:Letras es todo lo que imaginé y más.

2013: Estampas del mejor viaje porque "la carrera" ya tiene caras y cuerpos amorosos.

2014: Emprolijar los cabos sueltos de esta madeja.

2015: Pata en alto para leer y escribir todo lo acumulado.

2016: El año del Alemán obligatorio.

2017: Dicen que me tengo que recibir.

2018: El año del flamenco: parada en la pata de la última materia y bailando hacia Madrid.

24 de mayo de 2014

Quedarse a vivir en Cohen

Hoy otra vez: todos los sábados de seminario quiero quedarme leyendo el autor descubierto o revisado y hay que pasar rápido al siguiente. Si no fuera por el deslumbramiento de las líneas tendidas entre autores y la ansiedad de llegar a cachar todo lo que la profe tira a la palestra...
De Marcelo Cohen solamente llegué a leer dos cuentos y hace rato que tengo acá en espera El país de la dama eléctrica, El oído absoluto, Inolvidables veladas, Gongue y mi deseo de conseguir Casa de Otto que cometí el error de regalarle a un chongo que no duró lo suficiente como para devolvérmeló.
Néspolo remarcó sus intervenciones críticas, su programa de obra abarcativa, sus intervenciones siempre polémicas, su potencia de traductor. Y cómo no enamorarse. Su cuento "El fin de la palabrística" fue genial como primera cita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario