Autocronograma

AUTOCRONOGRAMA

2008: 23 años deseando esta carrera.

2010: Bitácora de quien estudia en Puán porque la vida es justa y (si te dejás) siempre te lleva para donde querés ir.

2012: Crónicas de la deslumbrada:Letras es todo lo que imaginé y más.

2013: Estampas del mejor viaje porque "la carrera" ya tiene caras y cuerpos amorosos.

2014: Emprolijar los cabos sueltos de esta madeja.

2015: Pata en alto para leer y escribir todo lo acumulado.

2016: El año del Alemán obligatorio.

2017: Dicen que me tengo que recibir.

2018: El año del flamenco: parada en la pata de la última materia y bailando hacia Madrid.

30 de septiembre de 2010

La Diana y compañía

jueves 30 de septiembre de 2010

La Diana - materiales y música

En este enlace pueden descargar el prólogo a Los siete libros de la Diana de Francisco López Estrada (Madrid, Espasa Calpe, 1967).

Recomendamos su lectura para acompañar el trabajo con el texto que corresponde a esta unidad de prácticos.



Como cortesano de las cortes de Carlos V y Felipe II, Montemayor estuvo muy ligado a la música de palacio. En el Cancionero de Medinaceli, por ejemplo, se recogen algunas de sus poesías a las que compositores contemporáneos les pusieron música.

Les mostramos aquí algunos ejemplos de la música de la época. En el primer video se reproducen tres temas instrumentales del Cancionero de Medinaceli antes mencionado.

En el segundo escucharán una canción que si bien no tiene relación directa con Montemayor, creemos que expresa uno de los tópicos repetidos de los amores pastoriles: el amor despechado.






Ojos,pues me desdeñáis
José Marín

Ojos, pues me desdeñáis
Ojos, ojos, pues me desdeñáis

No me miréis, no, no.
No me miréis,
pues no quiero que logréis
el ver como me matáis.

Cese el ceño y el rigor,
ojos, mirad que locura
arriesga buestra hermosura
por hazerme un disfavor

Si no os corrige el temor
si no os corrige el temor
de la gala que os quitáis.

No me miréis, no, no.....

Y si el mostraros serenos
es no más que por matarme
podéis la pena excusarme,
pues morirme de no veros.

Pero si no e de deveros,
pero si no e de deveros
que de mi os compadezcáis.

Ojos, pues me desdeñáis,
ojos, ojos, pues me desdeñáis.


Publicado por Julia en 13:48

No hay comentarios:

Publicar un comentario