Autocronograma

AUTOCRONOGRAMA

2008: 23 años deseando esta carrera.

2010: Bitácora de quien estudia en Puán porque la vida es justa y (si te dejás) siempre te lleva para donde querés ir.

2012: Crónicas de la deslumbrada:Letras es todo lo que imaginé y más.

2013: Estampas del mejor viaje porque "la carrera" ya tiene caras y cuerpos amorosos.

2014: Emprolijar los cabos sueltos de esta madeja.

2015: Pata en alto para leer y escribir todo lo acumulado.

2016: El año del Alemán obligatorio.

2017: Dicen que me tengo que recibir.

2018: El año del flamenco: parada en la pata de la última materia y bailando hacia Madrid.

26 de julio de 2016

Pobre de mí, toda hecha de agua

TRADUCCIÓN (Mía) DE POEMAS DE LIVIA NATALIA (para ponencia en Jujuy)
(Primer intento)

SOMETIMES

Às vezes é um vento mais forte
e ele vem de longe, tangendo as colinas
E as tardes se emancipam de mim,
como se fossem feitas de puro desejo.

Um azul intenso devora meus dedos
e os olhos, inteiros, são de oceano e vão
e eu estou perdida: não há portas
mas as chaves persistem,
pendendo de minhas mãos.

Um vento que me fala em uma outra língua
e, ainda assim, toda me devora,
e não há apelo,
e não há distância que o coloque de volta:
entra pelos meus cabelos
e faz deles sua mais perfeita morada.

Um vento, e eu de todo exilada.
Um vento, e eu desfeita,
calada.
Um vento e, pobre de mim,
sou toda feita de Água.




SOMETIMES

A veces es un viento más fuerte
y viene de lejos, tocando las colinas
Y las tardes se emancipan/separan/alejan de mí
como si estuvieran hechas/ de puros desechos/sólo de desechos.

Un azul intenso devora mis dedos
y los ojos, completos, son de océano y
Y yo estoy perdida: no hay puertas
pero las llaves persisten/siguen/continúan
pendiendo/colgando de mis manos.

Un viento que me habla en otra lengua
y, aún así, toda me devora
y no hay pedido
no hay distancia que lo haga alejarse/volver a su lugar:
entra por mis cabellos
y hace de ellos/construye allí su perfecta morada.

Un viento, y yo de todo exiliada.
Un viento, y yo deshecha,
agujereada/ahuecada.
Un viento y, pobre de mí,
estoy toda hecha de agua.


No hay comentarios:

Publicar un comentario