Autocronograma

AUTOCRONOGRAMA

2008: 23 años deseando esta carrera.

2010: Bitácora de quien estudia en Puán porque la vida es justa y (si te dejás) siempre te lleva para donde querés ir.

2012: Crónicas de la deslumbrada:Letras es todo lo que imaginé y más.

2013: Estampas del mejor viaje porque "la carrera" ya tiene caras y cuerpos amorosos.

2014: Emprolijar los cabos sueltos de esta madeja.

2015: Pata en alto para leer y escribir todo lo acumulado.

2016: El año del Alemán obligatorio.

2017: Dicen que me tengo que recibir.

2018: El año del flamenco: parada en la pata de la última materia y bailando hacia Madrid.

14 de mayo de 2013

Los diarios de Kafka

No era un autor que me llamase mucho la atención pero Link y cía me están convenciendo: Link dice que hay dos libros que hay que leer antes de morir: Los diarios de Kafka y En busca del tiempo perdido; Rosetti dice que Los diarios bien merecen dedicarles todo un verano.




VIERNES, 5 de enero de 2001

Los diarios de Kafka se publican en su versión íntegra por primera vez en español
La nueva traducción incluye los fragmentos suprimidos por la edición de Max Brod



El 6 de diciembre de 1921, tres años antes de su muerte, Franz Kafka (Praga, 1883) escribía en su último cuaderno: 'Las metáforas son una de las muchas cosas que me hacen desesperar de la escritura. La falta de autonomía de la escritura, su dependencia de la criada que enciende la calefacción, del gato que se calienta junto a la estufa, incluso del pobre viejo que también se calienta. Todas ésas son operaciones autónomas, que se rigen por su propia ley; sólo la escritura está desamparada, no habita en sí misma, es broma y desesperación'. Entre 1910 y 1923, Kafka escribió en 12 pequeños cuadernos (todos con tapas de hule) reflexiones sobre su vida y la literatura; impresiones sobre sus amigos, sobre el sexo; anotó frases incomprensibles junto a relatos completos. Una imagen -'Los espectadores se ponen rígidos cuando pasa el tren'- abre el primer cuaderno. El último se cierra con un intento de hacer 'comprensible' el angustioso ejercicio de escribir.

'Kafka', escribió Elías Canetti, 'es el escritor que más puramente ha expresado el siglo XX y aquel al que, por lo tanto, cabe considerar como su manifestación más esencial'.

Hasta ahora, las ediciones que existían en español de los diarios de Kafka se basaban en la realizada, en el año 1950, por su albacea y amigo Max Brod. En ella se omitían pasajes, incluso relatos completos; también nombres de amigos, conocidos y novias, de los que sólo quedaron las iniciales. La edición de Brod (muy importante en su momento) ha quedado, sin embargo, medio siglo después en buena parte obsoleta.

Canónica y definitiva

La edición que ahora publica Galaxia Gutenberg (dirigida por el catedrático de la Universidad de Barcelona Jordi Llovet) parte de la edición crítica conocida como Kritische Ausgabe, que publica desde 1982 la editorial alemana S. Fischer y que es considerada como canónica y definitiva. El volumen incluye, además de los diarios (traducidos integramente al español por Andrés Sánchez Pascual), Diarios de viajes y Carta al padre, éstos traducidos por Joan Parra. 'La nueva edición incorpora cerca de un 10% de material nuevo', afirma un responsable de la edición española, para quien esta versión íntegra 'arroja luces nuevas' sobre el escritor. Ese 10% nuevo corresponde a los textos suprimidos por Brod y que ahora se incluyen. Se trata de textos repetidos por Kafka con ligeras variantes, fragmentos narrativos, citas, resúmenes y glosas de las lecturas de Kafka, pasajes muy crípticos, referencias íntimas e incluso escabrosas y, finalmente, algunos dibujos que muestran lo que en su día fue para el escritor una vocación truncada.

La edición que ahora se publica, con prólogo de Nora Catelli, se ordena conforme a los cuadernos en los que Kafka escribió, a veces sin respetar el orden cronológico. Un importante cuerpo de notas aclara referencias, personajes y circunstancias biográficas. Además, los índices del volumen permiten reconstruir la secuencia cronológica de todos los diarios e identificar todos los fragmentos y pasajes narrativos, lo que, según sus editores, invita a recorrer el libro en claves estrictamente literarias. De esta manera estos diarios abren diversos caminos de acceso al que es considerado uno de los textos más emblemáticos de la literatura contemporánea.


Tomado de http://elpais.com/diario/2001/01/05/cultura/978649202_850215.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario