Autocronograma

AUTOCRONOGRAMA

2008: 23 años deseando esta carrera.

2010: Bitácora de quien estudia en Puán porque la vida es justa y (si te dejás) siempre te lleva para donde querés ir.

2012: Crónicas de la deslumbrada:Letras es todo lo que imaginé y más.

2013: Estampas del mejor viaje porque "la carrera" ya tiene caras y cuerpos amorosos.

2014: Emprolijar los cabos sueltos de esta madeja.

2015: Pata en alto para leer y escribir todo lo acumulado.

2016: El año del Alemán obligatorio.

2017: Dicen que me tengo que recibir.

2018: El año del flamenco: parada en la pata de la última materia y bailando hacia Madrid.

15 de agosto de 2012

Cayeron mis miércoles

Árabe es demasiado para mí: un alfabeto diferente imposible de ver y dibujar en espantoso pizarrón y con 50 personas. Profe marroquí musulmán que me dio impresión saber que estaba ayunando por 12 horas durante 30 días.
La hubiera remado si lo que seguía se hubiera sostenido. Pero no me pareció útil dedicar dos horas de práctico y cuatro más de teórico (solamente me quedé 40 minutos) a que una cátedra me demostrara la inutilidad, impertienecia e inadecuación de la materia que ellos mismos dictan. Menos cuando a mí me había parecido que me faltaba leer tanto después de dar el final de la de Panessi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario