Autocronograma

AUTOCRONOGRAMA

2008: 23 años deseando esta carrera.

2010: Bitácora de quien estudia en Puán porque la vida es justa y (si te dejás) siempre te lleva para donde querés ir.

2012: Crónicas de la deslumbrada:Letras es todo lo que imaginé y más.

2013: Estampas del mejor viaje porque "la carrera" ya tiene caras y cuerpos amorosos.

2014: Emprolijar los cabos sueltos de esta madeja.

2015: Pata en alto para leer y escribir todo lo acumulado.

2016: El año del Alemán obligatorio.

2017: Dicen que me tengo que recibir.

2018: El año del flamenco: parada en la pata de la última materia y bailando hacia Madrid.

28 de febrero de 2011

Como la vida misma

Empecé el 7 de febrero el seminario de Kamenszain sobre poesía. Yo, con unas expectativas desmedidas basadas en la enamorada lectura (y escucha) de la poesía de la profe y de sus intervenciones en congresos.
Primero me desiluioné: la cosa docente, la cosa en el aula, no era lo mismo (impactante, potente, inolvidable) que los encuentros y jornadas. Después empecé a disfrutar de tanta gente en la misma (100 inscriptos). Después me encontré con Nurit Kasztelan a quien había escuchado leer tb en alguno de esos encuentros poéticos y me dije que ese era mi lugar en el mundo.
Algunos días bostecé, otros pensé que la Kamenszain derrapaba, otros vi la luz.
Y así vamos: rumbo a mi exposición sobre Mamushkas de Roberta Iannamico, libro que adoro y al que le aplicaré, con todo mi amor, la cosa del nocamino de la heroína.

No hay comentarios:

Publicar un comentario